¿Dónde estaba el "Superbigote" a las 3:00 a. m. del primero de enero?



El “Súper” que, hoy les presentamos, no es el original creado hace unos 90 años. Se trata de un antónimo. Debutó, días atrás, en dibujos animados transmitidos, con euforia, por las  televisoras controladas por cierta narcosatrapía https://www.youtube.com/watch?v=DyCZiIl7eZw

“¿Es un pájaro?” ¡Nooo! Se trata de algún injerto de hipopótamo, con hiena, foca y gallineta de vuelo rastrero.

  “¿Es un avión?” ¡Tampocooo! A menos que el, muy pusilánime, vaya de pasajero -“patas pa´ qué te tengo”- a objeto de evadir la ira colectiva.

  Nos viene a la memoria, la tarde del dron magnicida:

- ¡Señor “Súper”, señor “Súper”! Con todo respeto: le notifico que, en medio de la presente desbandada, usted y nosotros, sus aguerridos (¿?) seguidores (aquí, el jadeante alabardero acelera a fondo, para no quedarse atrás), hemos dejado sobre una tarima, sola, triste y abandonada, a merced de la CIA, del FBI, del Mossad, del DAS de Duque y Álvaro Uribe ¡Ah, la OFAC! a su amadísima, “Luisa Lane”, perdón, a su consorte o reglamentaria. Para cumplir nuestra obligación de rescatar a tan honorable matrona, debemos intentar una operación de recule o de ¡Vuelvan caras! apoyada por el enjambre de “voluntarios” -a cambio de una mina o camionadas de billetes verdes- que salvaguardan a, Su Excelencia: chinos, rusos, castrocubanos del G2, integrantes del Hezbollah, del ELN, las FARC, turcos, matarifes del gordito, Kim Jong-un, porque su orden ha sido “con los venezolanos ¡ni a misa!”

- Vuelvan ¿pa´ dónde? Rescatar ¿a quién! ¡Qué va, oh! Ni yo, soy el general Páez, ni estamos en  “Queseras del Medio”, sino de "Peligro" a "Chorro", Caracas.  Así que ¡púyalo!  que va en bajada. En cuanto a los venezolanos, razones tengo: con esa gente no voy ¡ni a la santa misa!

¡Invulnerable a las balas y más poderoso que una locomotora!” Siempre que el descarrilado sea, el propio antónimo, y así, en medio de sus descarrilamientos de, valentía, arrojo, temeridad suicida, embutido en su chaleco antibalas, desde un búnker a 100 metros bajo tierra a prueba de, ataques atómicos, de recompensas ofrecidas por la DEA, de alertas rojas de INTERPOL, ordene ¡plomo! contra civiles desarmados, para una vez ejecutada la masacre, tongonearse, con sus  inexistentes dotes de bailarín de salsa.

 “¿Hombre de acero?” ¡Mírelo no más! ¡Si es una pelota de manteca! Su única masa muscular, comprobada, es la zurda conducta, para arrasar con la Tesorería Pública..

Toda persona, tiene el derecho a ser idiota, en la medida que no dañe el medio ambiente y no genere pena ajena.

Constitiuye grave déficit de originalidad, creatividad o de materia gris, que cualquier revolucionario, falso o verdadero, si es que los ha habido, se disfrace de Supermán, evidentemente, yanqui, imperialista, capitalista, primermundista, aislacionista o intervencionista, anticomunista, catire, trumpista o bidenista, bidenista o trumpista, porque las polarizaciones son así.

El gentío carece de los  recursos elementales para sobrevivir, pero he aquí a semejante lisiado, mental y moral, tirando el dinero por el desaguadero de comics mal hechos, de peor gusto, en los que auto se promueva, como ¡salvador! de la Patria. Si es tal ¿ Por qué, en lugar de tumbar un supuesto bombardero teledirigido, desde "Guasintón" no se presentó en Barrancas del Orinoco, la madrugada del primero de enero de este mismo año, para proteger a los siete venezolanos, que fueron masacrados por sus socios y compinches de la narcoguerrila colombiana? Sin embargo, todo vale, en la intentona de distraer del foco de atención pública, la gran tragedia que significa el secuestro de un país, por una pandilla de desgobernantes. 

Desdoblamientos de ciertas personalidades, en “Superbigote”, en el Comandante “Eterno”, en Sadam Husseim, https://www.youtube.com/watch?v=3pSh267VX2o , en aves canoras, de rapiñas, o carroñeras, según cada voladora sentimental o criminal. Las  cosas pasan, hasta que se rompe el cántaro.

@omarestacio

Comentarios

Omar Estacio es El Francotirador®

Omar Estacio es El Francotirador®
Columnista

Juan Vené en la pelota

Juan Vené en la pelota
Columnista