Juan Vené a sus 93 años emblema y leyenda del periodismo deportivo


Juan Vené al ser exaltado al Salón de la Fama del Béisbol Venezolano en 2014.
Juan Vené al ser exaltado al Salón de la Fama del Beisbol Venezolano en 2014.




Por Germán Carías/GCIDA2022®


Y al hacerse hombre sus sueños de niño se convirtieron en realidad.


De muchacho revoltoso allá en su tierra natal de Los Cortijos de Sarría en la Caracas de techos rojos, José Rafael Machado que cambió su nombre por el de Juan Vené bajo la carpa de un circo y un teatro ambulante, pudo llegar  a las Grandes ligas del beisbol. Pero no como jugador, sino periodista de alto ranking y average.


Nació el jueves 10 de enero de 1929 de San Agatón y Santa Leonia Francisca de Sales. Acaba de cumplir los 93 años, pero sigue tan activo y acucioso como cuando tenía 20 años. También allá en Sarria, una de las urbanizaciones más antiguas de la capital de Venezuela, nacieron Alejandro “patón” Carrasquel, el lanzador estelar del Royal criolllos y primer pelotero venezolano en jugar en Ligas mayores con los entonces Senadores de Washington en 1939 .Once años después su sobrino, el gran campo corto del Cervecería de Caracas, Alfonso “chico” Carrasquel,  ascendió igualmente  al big show con los medias blancas de Chicago en 1950.


Quizás por ese mismo arraigo tradicional sarrieño del beisbol, como tantos otros niños y jóvenes de su barrio Vené jugaba pelota desde muy pequeño. Incluso alineó en todas las posiciones con los equipos Centauro y Samán, aunque su deseo era ser buen pitcher como el as cubano a quien tanto admiraba Manuel “cocaína” García. También desde el montículo quiso destacarse jugando en los torneos amateurs de Guaicaipuro y Farándula. Sin embargo, nunca pudo lograr la quimera juvenil de vestir algún día un uniforme de big leaguer.


Apenas a los 17 años, en 1946, sus aventuras de trotamundos lo impulsaron a probar suerte de histrión con un grupo  artístico novel de su amigo, el cantante llanero Clemente Robaina, quien le hizo cambiar su nombre por el de Juan Vené. Un equivalente al  popular Juan  Bimba o Juan Pueblo Criollo, más adaptado a su papel de galán humorístico que recorrió pueblos y ciudades en aquella todavía Venezuela rural  de 1946 actuando en cines y emisoras de radio.


Viajaron en autobús a Barquisimeto, Trujillo, Valera y San Cristóbal. Con el propósito de ir a México, cruzaron la frontera para debutar en Cúcuta. Ahí Vené conoció al dueño del  circo de “Los hermanos Rodríguez” que se presentaba exitosamente en la población colombiana limítrofe con Venezuela y le propuso incorporarse al espectáculo. Y así de personaje central de la carpa, se fue a Bogotá. Al terminar las presentaciones del circo, regresó con el grupo de Robaina a Venezuela en piragua desde el puerto de Encontrados a Maracaibo.


Ya eran famosos antes de llegar a la capital del estado Zulia. Vené consiguió un espacio en Radio Popular y también la publicidad. Pero el grupo se disolvió antes del debut al no llegar a un acuerdo salarial con Clemente, quien proponía distribuir las ganancias  de 20 bolívares en pago por igual  de 5 bolívares entre Juan, Irma, el propio Clemente y lo que el empresario denominaba “el muerto”, a fin de cubrir cualquier emergencia. 


Vené exigía apenas un aumento de 7 bolívares, dos bolívares más para cada una de las partes. Pero Robaina no aceptó y el conjunto se desintegró.


Ante aquella circunstancia, Vené habló con José Higuera Miranda, propietario de Radio Popular,  y le ofreció otro programa por el del grupo artístico de Robaina.


— ¿Qué piensas hacer para divertir entonces a los oyentes? --- inquirió escéptico el dueño de la emisora.


Y a Vené que no había pensado cómo sustituir al programa humorístico, se le ocurrió de improviso imaginar la nueva audición.


— Va a  tener de todo, Don José ---respondió optimista ---, Voy a echar chistes en esa media hora, voy cantar algunos boleros, también varias guarachas y haré un noticiario.


A Higuera Miranda le convenció la seguridad del mozalbete de 17 años, aunque estaba más interesado por el noticiario y quiso indagar cuál nombre iba a tener.


— Va  a llamarse “Noticiero el Mundo”, Don José… Con noticias de todas partes, internacionales, locales y del país.


Era ya la perspectiva visionaria del periodista en cierne. Con el “Noticiero el Mundo”, entre chistes y canciones, comenzó realmente la carrera profesional del artista trotamundos. Su programa en Radio Popular le abrió sendas al reporterismo y su pasión periodística. Meses después, iba a incorporarse al staff de redactores al fundarse “Noticias gráficas”, un tabloide informativo eminentemente gráfico, el cual tuvo que cerrar sus puertas antes del año cuando se dañó el taller de fotograbado.


Después, en 1948, Vené ingresa a diario Panorama para cubrir información general, policial, deportiva y política. Ya casado, regresa a Caracas en 1952  al ofrecérsele la corresponsalía de El Nacional en Barcelona, pero decide trabajar en Ultimas Noticias mediante su amistad con el propietario Miguel Ángel Capriles. 


Diez años después, al derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, es uno de los periodistas fundadores del nuevo vespertino creado por Capriles y el cual por sugerencia de Vené, al igual que su programa de radio de Maracaibo se llamará “El mundo” en vez de “La República” como se había ideado inicialmente.


De periodista ya consumado, incursiona  definitivamente en la información deportiva con el diario La Esfera, también de la Cadena Capriles, y en 1960 viaja a Estados Unidos como enviado especial del matutino para cubrir  a los 25 años su primera Serie mundial entre los Yankees de Nueva York y los piratas de Pistburgs. 


Desde entonces, aun a los 93 años, ha  reseñado todas la competencias mundiales del beisbol, es creador, productor y comentarista de numerosos programas de radio y televisión y escribe diariamente su columna “Juan Vené en la pelota” para 56 periódicos latinos.


Premio nacional de periodismo en 1957, con el grado de historiador especializado en beisbol  en el Saint Francis college de Anadae, Minessota, homenajeado por el Congreso norteamericano en 1998 por su medio siglo en el periodismo y su labor de acercamiento entre Latinoamérica y Estados Unidos,  exaltado al Salón de La Fama del Beisbol Venezolano en 2014, autor además de once libros y el primer latino en ser elector en el jurado para el hall de la fama del beisbol en Cooperstown, es una de las más prestigiosas figuras del mundo de los deportes.

Emblema y leyenda del periodismo. Orgullo de Venezuela.


Comentarios

Entradas populares

Omar Estacio es El Francotirador®

Omar Estacio es El Francotirador®
Columnista

Juan Vené en la pelota

Juan Vené en la pelota
Columnista