El ladrón de Sabaneta, el meón de Maturín y el analfabeto de Cúcuta




Por Germán Carías/GCIDA2022©️


Hoy 04 de febrero de 2022 el chavismo celebra el Golpe de Estado, que un grupúsculo de resentidos sociales, perpetró contra el Gobierno democrático de Carlos Andrés Pérez.


Años antes de la asonada militar en el Estado Aragua, Chávez, con su perorata convenció a Acosta Carlés, Baduel, y Jesús Urdaneta el único que sobrevive. A hacer un juramento frente al Samán de Güere -árbol en el cual estuvo Simón Bolívar con sus tropas-, copiado del que hiciera el Libertador en El Monte Aventino.


En un acto bobalicón se arrodillaron y agarrados de las manos rezaron:


—  Juro por el Dios de mis padres, juro por mi patria, juro por mi honor que no daré tranquilidad a mi alma, ni descanso a mi brazo hasta no ver rotas las cadenas que oprimen a mi pueblo por voluntad de los poderosos. Elección popular, tierras y hombres libres, horror a la oligarquía.


Luego imbuidos según ellos del espíritu de Bolívar nació la “Revolución Bolivariana”. Chávez organizó el MBR-200 y al ser líderes de tropa reclutaron subalternos, que no entendían ni sabían de que se trataba.


En la madrugada del 04 de febrero de 1992 participaron en el intento de Golpe: 5 tenientes coroneles como cabezas visibles del movimiento, seguidos de 14 mayores, 54 capitanes, 67 subtenientes, 65 suboficiales, 101 sargentos de tropa y 2.056 soldados alistados, así como grupos civiles de izquierda.


Los golpistas, pertenecientes a 10 batallones que formaban parte de las guarniciones militares de los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y el Distrito Federal, estaban dirigidos por Chávez y los tenientes coroneles Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta y Miguel Ortiz Contreras.


Luego que fallaran las estrategias de los “revolucionarios”. Chávez dijo la frase que lo hizo héroe nacional y pidió que depusieran las armas y se rindieran los que habían tenido éxito… “Compañeros, lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital”… Siempre he dicho que fue un error dejarlo salir por televisión y que hablara.


Hugo Rafael Chávez dirigió una brigada de paracaidistas, que según los cálculos del torpe Teniente Coronel, tenían que aterrizar y tomar Miraflores. Pero además que al lanzarse, Chávez, casi se ahorca. No llegaron a tiempo y se refugiaron en el Museo Histórico Militar de Caracas. Aunque tratan de falsear los hechos, al asegurar que fue usado como cuartel estratégico en la asonada.


Chávez ya traía en la sangre su destino por su abuelo que fue un asesino de Siete Leguas. Y en 1994 luego de ser indultado por Rafael Caldera, llegó a la presidencia de Venezuela en el sistema democrático que tanto criticó. En el poder no solo robó con la complicidad de Rafael Ramírez, que lo dejó usar la chequera de PDVSA a título personal. También cambió símbolos patrios, el rostro del Libertador y llenó al país de odio. Y murió por un cancer terminal.


Diosdado Cabello que no participó en el Golpe Militar, asegura Johann Peña ex comisario del SEBIN, se presentó ante él asustado con la revuelta y se orinó, miccionó, meó los pantalones. Sin embargo con astucia se convirtió en el delfín de Chávez, que lo nombró presidente de la Asamblea Nacional y le dio las riendas del PSUV.


Cabello ahora es el segundo a bordo en el Gobierno narcotirano de Maduro. Se ha convertido en la voz cantante de la tiranía con el bodrio televisivo “Con El Mazo Dando”. También es el estratega de la droga qué transita por Venezuela. Estados Unidos ofrece una recompensa por su cabeza.


Y al morir Chávez dejó su último escupitajo fecal.


Nicolás Maduro fue nombrado a dedo por Chávez y se convirtió en presidente. Su mayor logro haber conducido un Metro Bus. Además historiadores serios venezolanos aseguran que nació en Cúcuta, Colombia. Si con el ladrón de Sabaneta vivíamos en la calamidad. Con Nicolás y su ineptitud atravesamos la peor etapa de la historia venezolana. 


A manos de Maduro el país sigue sumergido en una hiperinflación, la gente muere de hambre y sin asistencia hospitalaria y medicamentos. Miles de venezolanos a diario arriesgan la vida para migrar a otros países. PDVSA está quebrada y en territorio venezolano no hay gasolina. 


El analfabeto cucuteño lo que hace es bailar mientras Venezuela se hace pedazos. Y con total desfachatez los hampones del chavismo celebran un Golpe que sigue y se extiende con una oposición que vive en conchupancia. Estados Unidos también puso precio a la cabeza del iletrado.


Twitter: @germancarias

Instagram: @germancarias.hijo

Facebook Page: @germancariasnoticias

Comentarios

Omar Estacio es El Francotirador®

Omar Estacio es El Francotirador®
Columnista

Juan Vené en la pelota

Juan Vené en la pelota
Columnista