Cambio de rumbo de las energías renovables en Alaska




Germán  Carías/GCIDA2021©️


 Alaska, Estados Unidos sábado 06 de noviembre de 2021 (GC wireless) — El océano estaba en calma cuando el barco Peregrine Falcon salió del puerto en Homer, Alaska, una mañana de julio con tres amarres que reposaban en su cubierta, todos cargados con instrumentos científicos. Dieciocho horas después, estos amarres se bajaron a las olas briosas en las cuales se recolectaron datos durante dos meses. Dos de los amarres eran boyas con forma de submarino de 12 pies que flotaban 60 pies por debajo de la superficie de la ensenada, y el tercero descansaba en el fondo del mar. En los tres se recopilaron datos sobre la velocidad, la turbulencia y los sedimentos en el sitio de energía mareomotriz mejor clasificado del país. 


Cook Inlet, un rincón muy enérgico del Océano Pacífico, tiene uno de los mayores recursos de mareas de la Tierra. Toda esa energía tiene el potencial de reducir la dependencia de los residentes de Alaska de la disminución de la producción de petróleo y gas y proporcionar un exceso de energía renovable que podría estimular la economía de Alaska. Es por eso que investigadores del Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL) sumergieron sus amarres en Cook Inlet. Los datos que recopilaron ayudarán a identificar detalles importantes de las oportunidades y desafíos que conlleva convertir estas aguas en una fuente de energía confiable y renovable para los habitantes de Alaska que viven en la costa cercana. 


Pero eso no es tarea fácil y con entereza se debe afrontar el reto.


— Los modelos y el conocimiento local nos dicen que las corrientes aquí son extremadamente fuertes. Hay limo y hielo marino en el invierno. Esperamos que la turbulencia sea intensa, dijo Levi Kilcher, científico senior de NREL que lidera evaluaciones de recursos energéticos oceánicos.


Así como las turbinas eólicas extraen energía del aire en movimiento, las turbinas submarinas pueden crear energía a partir del flujo y reflujo de las mareas. La energía de las mareas tiene el potencial de proporcionar más de 220 teravatios-hora por año de energía limpia y renovable en los Estados Unidos, lo que es suficiente para alimentar a 21 millones de hogares. Las tecnologías de mareas son prometedoras, con nuevos proyectos de demostración que muestran al mundo que pueden operar de manera confiable y eficiente. Y, sin embargo, son una industria en etapa inicial en comparación con la eólica y la solar. En septiembre de 2020, solo tres turbinas mareomotrices estaban operando en los Estados Unidos.


german.carias@germancarias.com 

Comentarios

Entradas populares

Omar Estacio es El Francotirador®

Omar Estacio es El Francotirador®
Columnista

Juan Vené en la pelota

Juan Vené en la pelota
Columnista