Borracho, epiléptico, héroe de Guerra y su fama entre 2 Presidentes de USA


 





              Coral Gables, Florida (VIP-WIRE)

 

Hace ahora 70 años, porque ocurrió en septiembre de 1952, que la vida de Grover Cléveland (Pete) Alexánder fue considerada tan interesante como para filmarla, protagonizada por Ronald Reagan.

 

Nacido en 1887, lo bautizaron Grover Cléveland, porque su padre admiraba al Presidente de Estados Unidos entre 1885 y 1889, quien llevaba ese nombre y apellido. 65 años después, Reagan, quien también fue Presidente de USA, 1981-1989, encarnó a Pete en una película.

 

La Primera Guerra Mundial ocurrió entre 1914 y 1918 y “Pete” estuvo en el frente en 1918, por lo que ese año abrió sólo tres juegos para record de 2-1, 1.73.

 

Los médicos opinaron que su epilepsia empeoró por las secuelas de la Guerra y además, quedó sordo del oído izquierdo de tanto oír metralla.

 

“Pete” dejó strikeouts a dos mil 198 en su carrera de 20 temporadas, pero uno en postemporada es considerado el más famoso en la historia.

 

La película, titulada “The Winning Team”, elevó la leyenda de ese strikeout a través de dramáticas escenas, filmada por la “Warner Brothers”, con Reagan y Doris Day en el papel de Aimee, la esposa.

 

El film vendió boletos en Estados Unidos, por un millón 700 mil dólares.

 

Reagan, gran conocedor del beisbol, fue, durante ocho años, narrador de los Cachorros de Chicago.

 

La historia de ese famoso strikeout se remonta a la tarde del 10 de octubre de 1926, cuando jugaban el séptimo inning del séptimo juego de la Serie Mundial en Yankee Stadium. Ganaban los Cardenales, pero sólo 3-2, los Yankees habían llenado las bases con dos outs, y al bate el slugger, Tonny Lázzery, quien había impulsado 114 carreras ese año. San Luis en grave peligro.

 

Alexánder había ganado el segundo juego y también el del día anterior, el sexto, por lo que había tomado licor toda la noche, celebrando en plena vida nocturna de Manhattan.

 

Por eso, antes del séptimo juego, el mánager, Rogers Hornsby, le dijo que se fuera al bullpén, porque allá podía dormir. Pero, cuando en ese séptimo inning, el abridor, Jesse (Pop) Haines, comenzó con dificultades, Hornsby ordenó: “Pete levántate y calienta”.

 

Y lo llamaron pronto a lanzar, dejó strikeout a Lázzery con cuatro pitheos e hizo los seis outs restantes en fila. Ganaron los Cardenales el juego 3-2 y la Serie Mundial en siete fechas.

 

Esa noche también se entregó “Pete” a la farra por los antros de la alegre Nueva York.   



Fue uno de 13 hijos y lo han

homenajeado todo el tiempo

 

Entre los muchos honores que ha recibido “Pete” Alexánder, tanto en vida como después de muerto, “The Sporting News” lo ubicó en el puesto 12 de la lista titulada “The 100 Greatest Baseball Players”, que apareció en 1999.

 

Y en 2001, los Phillies retiraron la letra P en su honor, por las ocho temporadas que jugó con ellos. Lo hicieron así, ya que deseaban homenajearlo para siempre, pero, como en su época, los uniformes no llevaban numeración, era imposible retirar un número.

 

“Pete”, quien fue uno de 13 hijos que tuvieron sus padres, jugó en Grandes Ligas para Phillies, Cardenales y Cachorros, después de una corta experiencia en Clases D y B.

 

Durante uno de sus Juegos en las menores, corría una tarde entre las bases, cuando recibió un pelotazo en la cabeza, tan violento, que se vieron obligados a hospitalizarlo.

 

En 1910 para comenzar su carrera de bigleaguer, fue vendido a los Phillies por 750 dólares.

 

De nacimiento a muerte, incomparable vida de “Pete”.



Contra su vicio y su enfermedad

 

Durante toda su carrera y también después de retirado, “Pete” estuvo en lucha contra el alcoholismo y contra la epilepsia. Dos veces fue hospitalizado para tratarse los dos males, en 1925 y en 1929.

 

                          

     Divorcio y muerte de “Pete”

     Alexánder murió el cuatro de noviembre de 1950, a los 63 años de edad, víctima de un infarto. Hubo luto en todo el mundo del beisbol.  Se había divorciado a Aimee en 1941, tras de 11 años de casados.

 

jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5


 

Comentarios