Ante mi secuestro express nunca podré olvidar la película “Atracción Fatal”



Germán Carías /GCIDA2021 ©️


La película “Atracción Fatal” dejó una marca indeleble. Yo había comprado en Lumosa de Las Mercedes un Fiat Uno cero kilómetros . Corría el año 1991 en una Caracas opulenta y peligrosa. En el restaurante  “El Picoteo” celebré el automóvil con unos amigos. Luego en Blockbuster alquilé la cinta que obtuvo seis nominaciones al Oscar.

Y entre las piernas torneadas  y firmes de mi amiga vi el filme dirigido por Adrian Lyne, que antes había triunfado con “Flashdance”. No voy a mentir, la película me impactó por su temática. Las actuaciones de Michael Douglas y Glenn Close estuvieron magistrales. Después en un centro nocturno bebimos y bailamos. Dejé a Bea en su casa y me enfilé a la mía.

Antes de entrar a la urbanización donde vivía sentí escalofríos, eran las 2 de la madrugada, abrí con el control el portón eléctrico. Ya dentro fui emboscado por un carro. Del vehículo marca Sierra bajaron 2 hombres armados. Me sacaron de mi auto y uno de ellos lo manejó. La otra persona me llevó a punta de pistola al otro automóvil que era conducido por un tercer sujeto. Fui secuestrado.

Compartí con una pistola 9 milímetros que apuntaba a mi cabeza en mi casa con los 3 hampones. Los ladrones se llevaron todo lo de valor. Luego me llevaron de nuevo al Sierra. Yo estaba nervioso y no dejaba de hablar. Uno de los secuestradores me dijo que venían de Maracay y habían asesinado a un sujeto, que querían mi carro para despistar a la policía. Pero aseguró que mi auto iba a aparecer intacto. 

Me dejaron en una bomba de gasolina y en mi cabeza solamente veía como me iban a disparar.  Cerré los ojos y esperé el sonido del balazo, que gracia a Dios no llegó, luego corrí hasta mi residencia. Lo cierto es que mi vehículo apareció e intacto como dijo el pillo. Y aunque la película “Atracción Fatal” me asustó, al lograr cambio en mis decisiones sobre relaciones extramaritales, no la podré olvidar por mi secuestro express.





















Comentarios