Las algas y la basura podrían ser ingredientes para los combustibles de cero emisiones del futuro



Por Germán Carías/GCIDA2021®️

 Golden, Colorado jueves 21 de octubre de 2021 (GC wireless) — En teoría, más de mil millones de toneladas de biomasa podrían recolectarse y procesarse de manera sostenible en biocombustibles para 2030 en los Estados Unidos, según un análisis del Departamento de Energía de Estados Unidos. Pero convertir esa teoría en práctica depende de las mejoras en la forma en que se cultiva, recolecta y procesa la biomasa. 


Esto es especialmente cierto para las materias primas emergentes como los desechos sólidos urbanos (RSU) y las microalgas que comen dióxido de carbono, ambos ingredientes prometedores para producir biocombustibles y bioproductos de emisión neta cero. 


El Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) está ayudando a desbloquear todo el potencial del suministro de materias primas de Estados Unidos después de recibir más de $ 2 millones de la Oficina de Tecnologías de Bioenergía del Departamento de Energía de Estados Unidos (BETO). Utilizado para dos proyectos, el financiamiento apoyará a los científicos y socios de NREL que estudian cómo cultivar mejor algas fotosintéticas y clasificar de manera eficiente los desechos sólidos municipales, pasos importantes para hacer que ambas materias primas sean más económicas.


"Las algas y los RSU tienen un potencial único como materia prima para biocombustibles, secuestro de carbono y amplia reducción de desechos", dijo Zia Abdullah, gerente del programa de laboratorio para la investigación de biomasa financiada por BETO de NREL. "Estos dos proyectos reducirán las barreras clave para aumentar el uso y la producción asequible de estos prometedores recursos". 


La fabricación de biocombustible a partir de algas y RSU presenta desafíos logísticos únicos. Por ejemplo, los agricultores deben cultivar algas de manera experta en grandes estanques al aire libre, donde los organismos están expuestos a una variedad de condiciones climáticas. Luego, la biomasa de algas debe recolectarse y procesarse para generar la materia prima de combustible. 


Un desafío clave con los RSU, por otro lado, es clasificar y procesar rápidamente su mezcla de vidrio, metal, plástico, desechos de alimentos y otros materiales que se tiran a la basura.


german.carias@germancarias.com 

Comentarios

Entradas populares

Omar Estacio es El Francotirador®

Omar Estacio es El Francotirador®
Columnista

Juan Vené en la pelota

Juan Vené en la pelota
Columnista